Richard Serra: un acontecimiento en Bilbao

0
18
richard-serra:-un-acontecimiento-en-bilbao

Acostumbrados como estamos desde la inauguración del Museo Guggenheim de Bilbao al paseo de alfombra roja de personalidades del arte internacional por la ciudad, cuesta imaginarse un tiempo en el que la llegada de alguien como Richard Serra supusiera un acontecimiento que se podría describir casi como político.

Serra había llegado a Bilbao en 1983 de la mano de Carmen Giménez como participante en la exposición en el Museo de Bellas Artes 5 Arquitectos, 5 Escultores, de la cual ella period comisaria. Aunque todavía no muy conocido por el gran público, Serra period ya un referente para muchos de los artistas bilbaínos, por lo que algunos decidimos no desaprovechar la oportunidad de mantener una conversación con el escultor, a la que accedió entusiastamente, y que acabó publicándose con forma de entrevista.

Animados por el carácter colaborativo de Serra, que se mostraba fascinado por una ciudad en la que el museo convivía con los astilleros, con sus grúas y pesadas maquinarias, en medio de una gran conflictividad social, y también sorprendido por que en un lugar del que sabía tan poco se supiera tanto de su trabajo, concertamos la posibilidad de un encuentro con los estudiantes en la Facultad de Bellas Artes. Al llegar, nos sorprendieron lo desérticos que estaban los múltiples patios del edificio, normalmente llenos de estudiantes. Por un momento temí lo peor, pensé que los avisos a los profesores no habían tenido efecto y que nos encontraríamos en un lugar medio vacío. La sorpresa fue grande al comprobar que el salón estaba abarrotado, que la facultad en pleno se encontraba reunida en aquel lugar. El éxito del encuentro fue complete, period la primera vez que una figura de la categoría de Serra participaba en la Facultad Bellas Artes en un evento semejante y todo el mundo estaba satisfecho por una experiencia que el escultor siempre reivindicó al hablar de su relación con la ciudad.

A la salida noté que a Serra le rondaba algo por la cabeza, de repente me dijo: “¿Habría alguna manera de saber más acerca de la obra del autor de esa obra que me has enseñado antes?”. Como estábamos en ese momento junto a la biblioteca, le mostré el libro Oteiza. 1933-68, que había editado Juan Daniel Fullaondo. Con fruición fue observando Serra las reproducciones de las obras de Oteiza mientras comentaba una y otra vez: “¿Cómo es posible que no conozca yo a este artista?”.

Aquella visita de Serra a Bilbao tuvo unas repercusiones directas e indirectas, por lo menos en dos aspectos: por un lado, afianzó la confianza de un grupo de jóvenes artistas, al tomar partido por ellos en la batalla que entonces mantenían con las instituciones artísticas, especialmente con el Museo de Bellas Artes. La otra cuestión que suscitó su visita fue el renovado reconocimiento de la figura de Jorge Oteiza. Su obra, a comienzos de los ochenta, se encontraba en una de sus horas más bajas, muy oscurecida por el mito del artista profético y protestón. Para el escaso grupo de artistas que reivindicábamos en aquellos momentos la relevancia internacional de su escultura, que alguien como Serra, de manera totalmente intuitiva e inmediata, fuera capaz de percibir su importancia hasta el punto de considerarlo un precedente del minimalismo, constituyó un gran espaldarazo.

Una década después, volvería Richard Serra a Bilbao de la misma mano, la de Carmen Giménez, para realizar su obra Snake en el entonces todavía en construcción Museo Guggenheim, diseñado por Frank Gehry, también presente en aquella exposición de Bilbao, y unos años después se instalaría el conjunto de esculturas The Matter of Time, afianzándose así la estrecha relación del escultor con la ciudad; una relación que había comenzado, no obstante, aquel marzo de 1983.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.

Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal

RECÍBELO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here