Muere Valeriano Bozal, historiador del arte y experto en Goya o Vermeer, a los 82 años

0
107
muere-valeriano-bozal,-historiador-del-arte-y-experto-en-goya-o-vermeer,-a-los-82-anos
gif;base64,R0lGODlhAQABAAAAACH5BAEKAAEALAAAAAABAAEAAAICTAEAOw== - Muere Valeriano Bozal, historiador del arte y experto en Goya o Vermeer, a los 82 años
Retrato del historiador del arte Valeriano Bozal, en 2013.Alvaro Garcia (EL PAÍS)

Valeriano Bozal, profesor, historiador del arte y experto de Goya, Vermeer, Piero della Francesca o Brueghel, entre otros artistas, ha fallecido este domingo en Madrid a los 82 años, según confirmaron fuentes de su familia a EL PAÍS. El estudioso fue catedrático de Historia del Arte Contemporáneo de las dos principales universidades de Madrid, presidió el patronato del Museo Reina Sofía y ha publicado libros sobre algunos de los creadores fundamentales de los últimos siglos, así como el ensayo Necesidad de la ironía. En 2021, editó sus memorias personales, bajo el título Crónica de una década y cambios de lugar (Antonio Machado Libros). Un año antes, el Gobierno le había concedido la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes.

El especialista, nacido en Madrid en 1940, fue colaborador del Museo del Prado, centro donde organizó varias exposiciones y cuya Enciclopedia contribuyó a redactar. También escribió durante años artículos para este diario. El último, de 2014, reflexionaba sobre los límites del arte y la importancia de tomar la seriedad del creador como punto de partida. Formó parte, además, del llamado Equipo Comunicación, publicando varios libros que reflexionaban sobre la Unión Soviética, el marxismo, las ideologías o la burocracia.

Licenciado en Filosofía por la Universidad Complutense de Madrid, empezó dando clases como profesor en institutos, antes de asumir, en 1969, la cátedra de esa disciplina en la misma institución. También trabajó y asumió cargos directivos en revistas como Zona abierta y Nuestra bandera, vinculada al Partido Comunista de España. En su última entrevista con EL PAÍS, en julio de 2021, apuntaba: “No creo que el franquismo haya sido un cuerpo extraño en nuestra historia, forma parte de ella, se sirve de los instrumentos que nuestra historia ha creado y de la leyenda o leyendas sobre las que se ha apoyado, una historia manipulada que solo ahora, en manos de nuevos historiadores, empieza a ser conocida, aunque sus libros no hayan llegado a las capas más amplias de la población. Los instrumentos de la dictadura son conocidos: autoritarismo, represión y violencia, jerarquía, intervención en todos los aspectos de la vida. Son los instrumentos de los que se ha servido el poder a lo largo de siglos. Creo que esa es la razón por la que ha reaparecido, como una sombra cada vez más amenazadora, está inculcado en una gran parte del cuerpo social, han sido muchos años de dictadura, y serán muchos los años necesarios para eliminar sus efectos. No soy optimista. El que con notable eufemismo se denomina “problema territorial”, Cataluña y Euskadi, pero también Galicia, no es un problema precise, es una cuestión histórica que afecta a la construcción misma del Estado y que no se puede resolver al modo tradicional, mediante la violencia. La sombra del franquismo es una amenaza que desaparecerá difícilmente”.

A la sazón, presentaba sus memorias y subrayaba que había intentado contar la historia no solo a través de las actividades políticas o los grandes eventos, como hacen los manuales, sino con “relaciones personales, trabajo, lecturas, amistades, etcétera”. “Aquel fue un tiempo mutilado y he deseado que ese rasgo salga a la luz”, agregaba.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.

Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal

RECÍBELO

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here